Acero inoxidable (Hornos, microondas, neveras…)

Humedece un trapo con whisky y frota la superficie.

Te quedara como nuevo.


Imprimir