ADIÓS A LA HUMEDAD

Si en tu casa hay humedad y no soportas como huele, existe un remedio infalible y económico.

Coloca varios recipientes destapados con bicarbonato en varios lugares estratégicos, como el vestidor, el baño o sobre la nevera y las habitaciones. Es mano de santo.


Imprimir