AFEITADO PERFECTO

Si quieres que tu cara quede perfecta después del afeitado, aféitate después de la ducha porque el agua caliente abre los poros y el vello se ablanda.

A continuación, para refrescar la piel, lávate la cara con agua fría y aplícate un after shave sin alcohol para hidratar.


Imprimir