ALPARGATAS LIMPIAS

Las alpargatas, como las suelas son de esparto, no las debes meter en la lavadora.

Para limpiarlas utiliza un jabón líquido.

Frota la tela con el líquido, cepilla en seco con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves y deja que se sequen bien.


Imprimir