BOTAS DE GOMA

Las botas de agua que se calzan para la lluvia o los trabajos de jardinería, las puedes conservar en perfectas condiciones.

Solo tienes que pasar por ellas un algodón empapado con leche templada, de vez en cuando.

Si las has utilizado para el jardín y tienen barro, lo retiras y pasa el algodón.

La goma resistirá mas tiempo porque al humedecerla, estará mas elástica y flexible.


Imprimir