CAFÉ

MANCHAS DE CAFÉ

Se quitan frotando con hielo picado y luego lavando con detergente.
Si el tejido no es lavable aclara rápidamente con agua y alcohol.
Las manchas de café con leche se lavan con agua tibia y detergente biológico.
Manchas recientes: basta lavar la prenda con agua jabonosa y aplicar una pizca de sal sobre ella.
Manchas antiguas:
En algodón blanco: alcohol de quemar o lejía. Tras su aplicación, aclara la prenda de inmediato.

Si se trata de un tejido sintético claro y lavable tienes dos opciones antes de meterla en la lavadora: aplicar una mezcla proporcional de vinagre blanco y alcohol de 90º, o unas gotas de glicerina pura.

Sobre lana y seda: mezcla alcohol y zumo de limón a partes iguales, añade unas gotas de agua y otras tantas de amoniaco y aplícalo sobre la mancha. Luego lava la prenda.

Si se cae café en un traje blanco, independientemente del tejido con el que esté confeccionado, te recomiendo que quites la mancha con un poco de glicerina pura. Para ello debes frotar bien y enjuagarlo con agua tibia. Igualmente, se puede frotar una yema de huevo sobre la tela blanca manchada de café y entonces aclarar con agua clara.


Imprimir