Cepillos de zapatos muy sucios

En un barreño con agua pon los cepillos con un chorrito de lavavajillas y otro chorrito de amoniaco.

Déjalos en remojo toda la noche y por la mañana acláralos bien.

Deja secar y listos para limpiar tus zapatos.


Imprimir