COBRE

  • Las manchas de óxido en cobre se limpian con un estropajo suave impregnado en una mezcla de vinagre y sal gorda. Para las manchas incrustadas, cuece en agua con lejía.

Imprimir