ELECTRODOMESTICOS BLANCOS

Para que el frente de la nevera o lavadora o lavavajillas sigan tan blancos como el primer día, pon en un recipiente 1 litro de agua y 1 cucharada de bicarbonato.

Pasa una esponja humedecida con esta mezcla por la superficie y luego seca muy bien.

Se mantendrán blanquísimos.


Imprimir