ELIMINA LAS MANCHAS DE GRASA

Si estas planchando tu ropa y de repente descubres un lamparón, no te preocupes.

No hace falta que vuelvas a meter la prenda en la lavadora (una medida que por otro lado no serviría de mucho).

Con la ayuda de la plancha, calienta la zona de la mancha de grasa durante unos segundos e inmediatamente después cúbrela con polvos de talco.

Una vez que la prenda se haya enfriado, sacúdela y frótala hasta que no queden rastros de talco.

La mancha habrá desaparecido.


Imprimir