ENCAJE BLANCO

 

Para que las piezas con encaje blanco se conserven bien, humedécelas cuando estén secas con leche hervida y plancha a continuación.

 

Te quedaran perfectas y además como si las hubieras almidonado.


Imprimir