ENCIMERAS DE ACERO

Para mantenerlas siempre limpias, pasa un paño suave humedecido con un chorrito de vinagre blanco y seca a continuación.

También da un buen resultado, humedeciendo el paño con un poco de ginebra.


Imprimir