Limpieza

Es muy efectivo disolver 3 cucharadas de bicarbonato en ½ litro de agua, humedecer un trapo y limpiar el interior. También se puede limpiar con un trapo humedecido con un detergente neutro y no abrasivo. También funciona ¼ de agua con un poco de amoniaco.

Los frigoríficos tradicionales se deben descongelar regularmente o cuando el hielo del congelador tenga unos 5mm de espesor (estos consejos no son aplicables a los llamados NO FROST ya que estos no crean hielo y por lo tanto no es necesaria su descongelación, simplemente su limpieza.):

1. Desconecta el frigorífico de la corriente eléctrica y deja que el hielo del congelador se derrita. Para que se derrita mas rápidamente puedes poner un cazo con agua caliente en el interior del congelador, el vapor del agua caliente hará la descongelación bastante más rápida.
2. No rasques la capa de hielo con utensilios punzantes o cortantes ya que podría dañar el circuito de gas, provocando la pérdida del mismo, y tendrías que sustituir parte del circuito. Es una reparación bastante cara.
3. Casi todos los frigoríficos llevan un desagüe que recoge el agua descongelada y la lleva a una gaveta debajo del motor. El calor de éste hace que se evapore el agua, pero muchas veces quedan restos de agua en dicha gaveta pudriéndose y provocando mal olor. Es mejor intentar recoger el agua de la descongelación poniendo una toalla debajo del congelador o, mejor aún, una vasija.


Imprimir