GENERAL

Una buena limpieza con el aspirador es la forma habitual que empleamos para limpiar moquetas y alfombras pero, a veces, las manchas provocadas por la caída de líquidos, de alimentos u otras sustancias hacen que el aspirado no sea suficiente. La rapidez es muy importante porque si dejamos secar la mancha, será más complicado eliminarla.

  • COCA-COLA: Las manchas se limpian vertiendo agua con gas tantas veces como sea necesario hasta que la mancha desaparezca.

 

  • GRASA: Las manchas se eliminan con benzol.

 

  • CAFÉ: Aplica una mezcla hecha con mitad de alcohol de 90º y mitad de vinagre.

 

  • CHOCOLATE: Lava la mancha con un detergente neutro y aclararlo con alcohol.

 

  • HUEVO O LECHE: Realiza una mezcla de mitad alcohol y agua, y frota en sentido circular. Esta mezcla también nos sirve para limpiar el azúcar y el caramelo.

 

  • FRUTA: Mezcla una parte de alcohol de 90º y tres de agua. Humedece con un trapo limpio y deja secar.

 

  • ACEITE: Si la mancha es reciente espolvorea con polvos de talco para absorber la grasa. Pasa el aspirador y lava con champú especial para alfombras.

 

  • CAFE: Frota la mancha con un paño humedecido en una mezcla de alcohol y vinagre blanco. Aclara y elimina los cercos con un champú para alfombras.

 

  • GRASA: Las manchas se eliminan con benzol.

 

  • : Las manchas se disuelven en una mezcla de alcohol y vinagre blanco. Limpia posteriormente con champú para alfombras.

 

  • FRUTA: Humedece la mancha en alcohol etílico, antes de frotar con un paño humedecido en agua y detergente.

Es muy efectivo limpiar con vinagre.
También es muy buen limpiador el amoniaco (una parte de amoniaco, una parte de agua)


Imprimir