GRIETAS EN LOS ZAPATOS

Cuando notes que la piel de tus zapatos se ha endurecido o resecado y han aparecido grietas, aplica directamente con los dedos un poco de aceite de ricino.

Deja que la piel lo absorba y frota suavemente con  un paño.

Da un resultado estupendo.


Imprimir