HIERRO

  • Manchas de óxido: Se eliminan sumergiendo la parte del objeto manchada en refresco de cola y abrillantando posteriormente con aceite.

Imprimir