LIMPIAR CRISTALES EMPLOMADOS

Es fácil limpiarlos, solo tienes que tener cuidado.

Pasa por la zona emplomada un paño humedecido en agua y bicarbonato y saca brillo con un paño de algodón.

La zona de los cristales bastara con que la limpies con unas hojas de periódico empapadas con alcohol de quemar.


Imprimir