Limpiar el oxido de los cuchillos

Te proponemos dos opciones;

  • Fróta los cuchillos con una mezcla de zumo de limón caliente y sal. Luego lávalos con un estropajo metálico.
  • Pasa una cebolla cortada por las partes oxidadas (que quede muy bien impregnado). Luego lava con un estropajo metálico.

Una u otra suelen ser efectivas.


Imprimir