LIMPIAR OLLAS QUEMADAS

Si por un descuido el fondo de una olla se ha quemado hay un truco para limpiarla.

Mezcla lejía con agua, echa esta mezcla en la olla, ponla al fuego y deja que hierva unos minutos. La superficie quemada desaparecerá.

Otro truco consiste en poner la olla sobre el fuego con un poco de agua y detergente, deja cocer a fuego lento y la comida se desprenderá del fondo.


Imprimir