Los cubiertos

  • Limpiar el oxido de los cubiertos de acero: Te ofrecemos dos opciones:
  • Frótalos con una mezcla de zumo de limón caliente y sal. Luego lávalos con un estropajo metálico.
  • Pasa una cebolla cortada por las partes oxidadas (que queden bien impregnadas). Luego lávalos con un estropajo metálico.

 

  • Limpiar los cubiertos de plata: Te ofrecemos dos opciones:
  1. Los puedes limpiar con un trapo impregnado con alcohol.
  2. También con productos para limpiar la plata.

Lo mas  importante es que los guardes envueltos en papel de seda o en tiras de tela, para que no les den la luz y se oscurezcan. Asi se mantendran  brillantes.


Imprimir