MANCHAS DE TINTA EN UN SOFA DE PIEL

Las manchas de tinta en un sofá o sillón de piel son muy difíciles de quitar, pero no imposible.

Moja un algodón con leche fría (mejor si la leche es entera) y frota suavemente la mancha.

Veras como casi sin esfuerzo el sofá queda impecable.


Imprimir