Medias casi eternas

Si quieres que las medias te duren mucho tiempo antes de ponértelas por primera vez congélalas.

Mójalas bien, escúrrelas con cuidado, mételas en una bolsa de plástico e introdúcelas en el congelador.

Después las descongelas y las tiendes para que se sequen.


Imprimir