MIEL

La miel es un producto que no siempre sale con facilidad al lavarla.

Para que no se resista, utiliza agua caliente en la que mezclarás un poquito de sosa cáustica. Aclara después con abundante agua fría.


Imprimir