Olla quemada

Cuando se quema una olla o cacerola y quedan restos pegados en ella haz lo siguiente:

 

Mezcla 1 vaso de agua, ½ vaso de vinagre blanco y 3 cucharadas de bicarbonato sódico.

Vierte la mezcla sobre la zona quemada.

Deja que repose una ½ hora antes de lavar la olla.

Los restos de quemado saldrán con facilidad.


Imprimir