Paella limpia

Si quieres que las paellas de hierro se conserven bien y estén listas para la próxima paella, retira los restos y friégala bien.

Luego echa un buen chorro de vinagre por el interior, frota con medio limón y aclara.

Sécala bien con un paño y por ultimo echa un chorrito de aceite y extiéndelo con papel de cocina.


Imprimir