PEGAMENTO

MANCHAS DE PEGAMENTO

Para quitar las manchas de pegamento no existe un tratamiento cien por cien efectivo.
Prueba este truco: consiste en colocar la zona manchada sobre un paño de algodón, aplicar unas gotas de vinagre blanco, un poco de agua y absorber el líquido que sobra con un papel de cocina. Los restos de adhesivo se eliminan con acetona. Ojo con los tejidos de color.


Imprimir