Puertas de madera (no lacadas)

Para limpiar las puertas de madera (siempre que no sean lacadas) haz una mezcla con 50% de aceite de oliva y 25% de lejía (bate bien).

 

Con un trapo humedecido con esta mezcla limpia la puerta. Luego con otro trapo seca muy bien (muy importante).


Imprimir