QUEMADORES CON GRASA

Si los quemadores de tu cocina tienen grasa incrustada y rebelde, déjalos toda una noche sumergidos en un remojo con aguarrás.

Por la mañana lávalos bien con un cepillito, agua y detergente Déjalos secar y verás como la grasa ha desaparecido.

Para evitar que la grasa se incruste, recuerda desmontarlos una vez al mes y frotarlos bien con detergente en polvo, agua bien caliente y un estropajo de alambre


Imprimir