RECUPERAR EL ANTIADHERENTE DE UNA SARTÉN

Coloca la sartén sobre el fuego y cubre el fondo con sal gorda.

Cuando la sal empiece a saltar y adquirir un tono amarillento, la retiras del fuego y con ayuda de un papel de cocina, eliminas sin frotar toda la sal de la superficie.

Cuando este fría, lava la sartén con normalidad.

Ya puedes volver a utilizarla, pero esta vez sin que se peguen los alimentos.


Imprimir