TAPICERÍA

Mezcla una parte de amoniaco y una parte de agua. Limpia con un trapo procurando no mojar demasiado el tejido.


Imprimir