GUARDAR ROPA DE VERANO

  • Los bañadores y los pareos, conviene que estén limpios y guardar todos juntos. Se pueden guardar en cajas en los altillos, ya que la temporada de uso es corta. Conviene poner etiquetas en las cajas. No olvides poner el antipolillas.

 

  • Sandalias y zapatos: Repasa por si hay que mandar al zapatero. Límpialos y mete en cajas o bolsas con una etiqueta para su localización. Es bueno meter algún producto de olor comercial o una pequeña pastilla de jabón de los hoteles.

 

  • Generalmente la ropa de verano es de lavadora pero “ojo” con las etiquetas de lavado.

 

  • Es muy importante guardar toda la ropa limpia, no olvidar el producto antipolillas y que el armario esté limpio.

 

  • No es aconsejable reutilizar las bolsas de plástico, y las bolsas de tela conviene lavarlas.

 

  • Los trajes de fiesta o etiqueta que no se suelen utilizar a menudo se deberán cepillar y cambiar de bolsa.

Con estos cuidados evitaremos polillas.


Comentarios


En estos momentos no existen comentarios

Deja tu comentario



Todos los campos son obligatorios

1 de 4