TOALLAS NUEVAS

En ocasiones las toallas suelen soltar pelusa cuando son nuevas.

Por eso antes de estrenarlas, déjalas en remojo en agua fría con un puñado de sal y un chorrito de vinagre por lo menos 2 horas.

Es mejor que las laves sin poner suavizante durante los tres primeros lavados para que empapen mas.


Imprimir