ZAPATOS Y BOLSOS

  • Limpieza de prendas de cuero: Lo primero que se debe hacer tras comprarlos y durante los primeros usos, es aplicarles un buen spray protector. Si deseas dar brillo, primero hay que enjuagar el cuero con una esponja que contenga un limpiador de aceite, el cual se puede conseguir en las buenas zapaterías. En el caso específico de la limpieza de zapatos, es recomendable que este mantenimiento se realice de forma regular con cera para zapatos, que no solo limpiará, sino que también mantendrá el color del calzado, y cubrirá algunas marcas y resquebrajaduras. Si los zapatos se mojan mucho, por ejemplo un día de lluvia, déjalos secar al aire y lejos de fuentes directas de calor, llenándolos con papel de periódico, para ayudar a mantener su forma.

Imprimir